Debería retirársele la membresía a Mariana Mould por sus comentarios presuntamente racistas/discriminadores?

miércoles, 21 de octubre de 2009

Requiem por las guerras que nunca fueron: La batalla de Dorking


Las guerras fascinan a los hombres. Tanto, que a veces, a falta de ellas se las inventan. Y con frecuencia, literalmente se las inventan. Literariamente. En esta ocasión, la Benemérita, Real y Pontificia Asociación Mayor de Historiadores de la Región Lima Metropolitana estudia el texto que quizá dio inicio al género de la “literatura de invasión”: The Battle of Dorking.

Este texto, escrito por un tal George Tomkyns Chesney y publicado en 1871, y consiste en la narración que hace un anciano en la década de 1920 sobre una invasión que había sufrido el Reino Unido unos cincuenta años atrás. Los antagonistas fueron las huestes de la “Nueva Potencia Naval”, cuyos soldados casualmente hablan alemán. No hay que ser genio para deducir por qué un texto de este tipo podría aparecer en 1871, pero los despistados pueden hacer clic aquí.

Los nietos del narrador están por partir a otros lares (quizá a Perú, uno nunca sabe) para buscar las oportunidades que en Inglaterra ya no existen, al estar esta sumida en la peor de las depresiones económicas; antes de su partida se vuelven los receptores de la narración, en la cual se les explica las razones de la desgracia de su país. El abuelo cuenta que Inglaterra en la década de 1870 se había confiado en su prosperidad y en el poderío de su flota para defenderse, y había dejado de lado la reorganización y repotenciación de su ejército. Como resultado, son cogidos por sorpresa por la premeditada invasión por parte de la “Nueva Potencia Naval”, que usa un arma secreta para destruir a la flota inglesa, y sus superiores ejércitos destruyen a las valerosas, pero improvisadas y desorganizadas, defensas inglesas en la decisiva batalla de Dorking. La guerra acaba con una derrota decisiva para los ingleses, quienes pierden su imperio y son relegados a la condición de un país sumamente pobre.

En general, la novela es una especie de narración de advertencia, en que el autor militar de este intenta demostrar con esta ficción el peligro que corre Inglaterra si no toma medidas más efectivas para armarse. El género de la “literatura de invasión” tuvo un boom a partir de este texto, y uno de sus ejemplos se ha vuelto un clásico moderno: La guerra de los mundos de H.G. Wells.

En los mapas se puede ver el desarrollo de la guerra, así como la forma en que el Imperio Británico es dividido después de la guerra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada